Français     English

J.J. QUANTZ





Esta flauta ha sido reconstruida a partir de la flauta original de Johann Joachim QUANTZ de la antigua colección Miller, que se conserva actualmente en la Biblioteca del Congreso en Washington.
Dispone de un total de seis cuerpos para la mano derecha, el más corto del orden de un semitono por encima del más largo, que se encuentra aproximadamente en un diapasón de 385/389 Hz.
Como las demás flautas de J.J. Quantz que han llegado hasta nosotros, posee una corredera de afinación así como un tapón de rosca a nivel de la cabeza, y en el pie dos llaves para diferenciar el Re# del Mib.
Adicionalmente, el pie está provisto de un anillo en plata y no en marfil como era habitual, esto para aumentar aun más el « peso » en la extremidad del instrumento y garantizar así un buen equilibrio al sostener la flauta.
Lo propongo como standard :
- flauta con un cuerpo para la mano izquierda para un diapasón de 392 Hz, en mopane,
- cabeza con corredera de afinación,
- pie provisto de las llaves de Re# y Mib (en plata),
- anillos en resina imitación marfil.
Sobre pedido :
- anillo del pie en plata, como en la flauta original, en lugar de resina imitación marfil,
- un tapón de rosca a nivel de la cabeza, como en la flauta original,
- flauta hecha de ébano (Diospyros crassiflora),
- cuerpo de recambio para 415 Hz *.
* : había propuesto este cuerpo de recambio para 415 Hz cuando comencé a trabajar en la flauta Quantz, luego lo retiré de mi catálogo considerando que no permitía a la flauta contar con todas las características descritas en el tratado, en particular los Fa# “extraordinarios”. Lo propongo de nuevo sin embargo, a petición de algunos de ustedes, ya que el compromiso de afinación resulta muy satisfactorio con este cuerpo y permite tocar en 415 Hz con un timbre rico y una potencia superior a la de otras flautas barrocas.
Pero el mejor resultado para esta flauta se obtiene sin embargo con un diapasón bajo, que permite acorde con el espíritu del tratado y con todas sus particularidades.
La tesis de Mary Oleskiewitz (2) (3), académica y flautista americana, publicada en 1998, permitió sacar a la luz los aportes innovadores de este compositor, flautista, pedagogo (y constructor (?) (4)).
Es así como ella plantea que Quantz fue tal vez el inventor del estilo « galante », más que C.P.E. Bach, y estudia la influencia que pudo haber ejercido la vida musical de Dresde y de Berlín en la obra de J.S. Bach.
Luego de haber tocado en los instrumentos originales de J.J. Quantz, Mary Oleskiewitz resalta que estos instrumentos funcionan perfectamente en todas las tonalidades, precisando que para esto es necesario aplicar escrupulosamente las indicaciones del ensayo.
Es entonces con este espíritu que yo reconstruyo la flauta de J.J. Quantz. En mis flautas ustedes encontrarán todas las características descritas en el tratado, y por supuesto los Fa# "extraordinarios" tan importantes para Quantz. Quantz quiso crear sus flautas para que respondieran a sus exigencias propias, elevando su factura al más alto nivel de la época. Me corresponde a mi como constructor aplicar en mis reconstrucciones estas mismas exigencias, y a ustedes flautistas, experimentarlas, hacerlas hablar y vibrar. Es lo que espero para esta flauta, bajo todo punto de vista incomparable.
Puede leerse aqui (en francés) el texto de presentación de las particularidades de esta flauta, que entrego con cada instrumento.
J.J.QUANTZ (1697-1773) : sin rehacer aquí su biografía, quisiera simplemente recordar su situación coyuntural en la historia musical del siglo XVIII, entre los estilos barroco y clásico, en el seno de una vida musical extremadamente rica en Dresde y en Berlín.
Su muy completa formación musical, su conocimiento perfecto de los estilos francés, alemán e italiano, sus composiciones que tienden hacia una nueva expresión, su ensayo (1) de 1752 de un alcance mucho mayor que el de un simple método de aprendizaje de la flauta travesera, su técnica virtuosa así como las modificaciones que aporta al instrumento hacen de él una personalidad aparte en el paisaje musical de su época.
El repertorio : esta flauta de sonido "claro, penetrante, espeso, redondo y masculino" como lo define el mismo Quantz en su ensayo, motiva el interés a ser redescubierta en el marco del ensayo y de sus obras (aun por descifrar) para este instrumento, que se diferencia de los de otros constructores de la época en su factura y su técnica específica. Por supuesto, para la sonata BWV 1035 y la Ofrenda Musical de J.S. Bach, y cuando se quiera contar con una voz bella y redonda, con un sonido de color muy especial, "que se disfrutará mezclando, ya no con el clavecín demasiado brillante, sino más bien con el sonido más pastoso del pianoforte" (J.F. Alizon (2))
(1) « Versuch einer Anweisung die Flöte traversiere zu spielen » Berlin 1752. Disponible en facsímil en ediciones Robert Martin.
(2) Consultar igualmente el artículo de J.F. Alizon publicado en La Traversière Magazine N°74 « J.S.Bach y J.J.Quantz : una controversia a propósito de la sonata en Mi mayor y del trio de la Ofrenda Musical » (en francés).
(3) El sitio Web de Mary Oleskiewitz en el cual es posible procurarse su tesis « Quantz and the flute at Dresden : his instruments, his repertory and their signifiance for the Versuch and the Bach circle » Department of Music, Duke University, dic.1998.
(4) No se sabe si J.J.Quantz era el constructor de sus flautas o si las hacía fabricar por un tercero bajo su control.

 
Accueil
 
Flûtes baroques
 
Flûtes andines
 
Vente et services
 
Entretien
 
Liste des prix
 
Galeries photos
 
 
Actualités
 
Me contacter
 
Liens
 


à partir de/from/desde
20 février 2018

Pierre Etchegoyen
Chaunac
46300 Gourdon
France

Tél. +33 6 14 36 31 96